Somos clientes de TicOnTrack desde hace cuatro años, cuando decidimos pasar de un local a pie de calle a un centro de negocios. Ya entonces nos encontramos con nuevos compañeros de oficina que hoy siguen siéndolo, lo cual dice mucho de la capacidad de fidelización de clientes del equipo de Tic on Track. El instalar nuestra sede en Tic on Track nos ha facilitado nuestro tránsito hacia lo digital ya que nos ha dado una mayor libertad de horarios y para estar allí donde se nos necesita, que no siempre es la oficina. La flexibilidad es también un punto fuerte, ya que cuentan con despachos y salas de reuniones de diferentes tamaños y características. Y por último, lo más importante: el equipo que atiende actualmente la recepción es lo mejor de lo mejor: personas motivadas alineadas con los objetivos de las empresas a las que dan servicio y capaces de adaptarse a las distintas necesidades de sus clientes.